El grupo de animales terrestres de mayor tamaño que haya existido en la historia de la tierra, los saurópodos, eran reptiles ovíparos, es decir, se reproducían a través de huevos. Eso pudo comprobarse fehacientemente a partir del hallazgo en Auca Mahuida, en la provincia de Neuquén, donde se encontraron restos de pequeños fósiles dentro de los huevos. Este ha sido el tema de estudio de Rodolfo García, Licenciando en Biología, que ha estado trabajando durante años bajo la dirección del Dr. Leonardo Salgado, en el Museo de la Universidad Nacional del Comahue (Neuquén). Los fósiles, que actualmente se encuentran depositados en la colección del Museo Carmen Funes de (Plaza Huincul, Neuquén), fueron el objeto de estudio de su Tesis de Doctorado. El 95 por ciento corresponden a elementos del cráneo, el resto son huesos apendiculares A pesar de la cantidad de piezas fósiles, sólo unos pocos ejemplares se encuentran articulados, de hecho la mayoría son elementos aislados. El tamaño diminuto de los embriones obliga a realizar su estudio a través de microscopio y de lupa binocular y de la aplicación de técnicas pertinentes a estos. Su trabajo doctoral trató principalmente, el poder ampliar y profundizar sobre el conocimiento de la anatomía craneana de estos embriones y a través de estos de los saurópodos en general. Por otra parte, es importante reconocer y estudiar posibles cambios morfológicos que se produzcan durante el desarrollo ontogenético de estos titanosaurios, es decir, determinar cómo se va modificando el animal a medida que este crece. La finalización de esta tesis, permite conocer aspectos desconocidos sobre la anatomía y el desarrollo de estos dinosaurios, lo que se vio favorecido por el hallazgo en 1997 del sitio conocido como Auca Mahuevo, al norte de la Provincia de Neuquén, Argentina.

Desde aquí nuestras más sinceras felicitaciones al nuevo Dr.!!
Fuente: www.argenpress.info