El grupo Aragosaurus ha estado desde el año 2004 desarrollando un proyecto de investigación en el norte de la Patagonia en colaboración con la Universidad de Comahue. Este mes acaba de finalizar una campaña, en la cual ha participado además, el Museo Olsacher de Zapala (Neuquén). Durante 20 días se ha estado recorriendo y prospectando una parte del norte de Neuquén, en los alrededores la Balsa Huitrin, centrado en la formación Rayoso, aunque también se ha trabajo algunas unidades superiores.
El equipo estuvo formado por Leonardo Salgado de la Universidad de Comahue-Conicet , José Luis Carballido (Museo de Trelew), Leandro Martínez (MACN “Bernardino Rivadavia”), Alberto Garrido (Museo Olsacher de Zapala) y José Ignacio Canudo (Aragosaurus-IUCA). La fotografía muestra los sedimentos continentales del final del Cretácico Inferior que han sido prospectados. Su extensión y afloramiento son enormes, aunque el registro de vertebrados y de fósiles en general es escaso. Son rocas depositadas en medios áridos, en algunos casos hay depósitos de yesos y halitas que demuestra esta aridez.
Tras largas caminatas se ha logrado encontrar interesantes yacimientos de dinosaurios que serán objeto de excavación en próximas campañas, icnitas de dinosaurios, y además, se han levantado los perfiles geológicos y tomado muestras paleobotánicas. Es pronto para conocer la importancia de los descubrimientos, pero se puede adelantar que se han detectado restos de dinosaurios terópodos, saurópodos y ornitópodos en los sedimentos del final Cretácico Inferior (Albiano) y del comienzo del Cretácico Superior (Cenomaniano). Se destaca que uno de los yacimientos de icnitas tiene una buena conservación, lo que ha permitido reconocer algunos rastros y la morfología de los pies. Quedará elaborar la información, que parece novedosas e interesante.

Fuente y Foto: Aragosaurus.