En cercanías de Comallo, Río Negro, se realizó un hallazgo muy importante. Se trata de un Astrapotherio, que pertenecería a un género nuevo. El descubrimiento se produjo el miércoles pasado cuando operarios de una de las empresas que realiza la pavimentación de la ruta Nacional 23 se disponían a clavar estacas para delimitar la zona en la ladera de un pequeño cerro que las máquinas deben derribar en el marco de los trabajos de construcción de la obra básica. Los trabajadores denunciaron el hallazgo a la Secretaría de Cultura de Comallo, y un grupo de investigadores se instaló en el lugar para desenterrar con el mayor cuidado posible los restos óseos fosilizados de este Astrapotherio, un género de mamíferos placentarios que vivió en la Argentina hace 15 millones de año. Además del paleontólogo Ari Iglesias, el equipo está integrado por el investigador Ariel Méndez; la doctora Ariana Paulina, del Conicet en Plaza Huincul y miembros de la Asociación de Paleontología de Bariloche. "Los Astrapotherio se conocen en toda la Patagonia. Siempre aparecen huesos aislados. Este, es un caso excepcional porque apareció una de las piernas delanteras completa. Están todos los huesitos de la mano, articulados. Esto nos dice que este animal murió acá y de la forma que se lo ha encontrado. Un animal de la forma y el tamaño de una vaca, pero que tiene el cráneo del tipo de un tapir con una trompita. Estamos esperando encontrar el cráneo. Además se baraja la hipótesis que pertenezca a un genero nuevo dentro de estos mamíferos" detalló Iglesias. De acuerdo a las leyes vigentes, los fósiles hallados en territorio rionegrino, son patrimonio de la provincia. En este caso puntual, serán trasladados al Museo de Paleontología de Bariloche, donde hay otros fósiles de Comallo y de la región, donde serán limpiados y preparados para su posterior estudio. El paleontólogo no descartó que puedan producirse otros hallazgos similares, ya que en la zona del descubrimiento, al caminar se pueden divisar astillas de huesos y dientes fosilizados de otros animales. Por ello, en forma conjunta con el municipio, se les ha pedido a las dos empresas que trabajan en la construcción de la ruta en la zona de Comallo que ante el menor indicio de lo que pudiera ser otro hallazgo, lo comuniquen a la mayor brevedad.