La preparación del cráneo de este dinosaurio, avanza significativamente, permitiendo observar preliminarmente una serie de características que lo relacionan con algunos integrantes conocidos de este grupo, pero que al mismo tiempo lo diferencian claramente. El estudio definitivo de este cráneo, permitirá aportar información muy valiosa para comprender mejor la anatomía craneana de este grupo de dinosaurios cretácicos. Actualmente, se ha podido desarticular el atlas y axis, las dos primeras vértebras cervicales, que se encontraban articuladas al cráneo. Esto permite la posibilidad de acceder a la zona ventral y facilitar su preparación.