La posibilidad futura de contar con un nuevo edificio para el MAU, ha generado el desarrollo de un proyecto que tiene como objetivo la confección de réplicas parciales de algunos ejemplares de la colección, para la actual exhibición, las cuales a su vez, servirán como prueba piloto para la construcción de réplicas completas.  Luego de haber experimentado y llevado a delante exitosamente la primer réplica en el MAU durante el 2012, de la pata delantera de uno de los dinosaurios titanosaurios, se ha encarado el primero de los proyectos, la realización a escala del brazo derecho de Megarraptor, un particular dinosaurio carnívoro que poseía brazos con enormes garras afiladas. Si bien este dinosaurio no pertenece a la colección del MAU, en las últimas salidas de campo se ha registrado el hallazgo de restos aislados de algunos ejemplares de este grupo en la zona de La Invernada. Algunas de las pruebas realizadas, utilizando las nuevas técnicas para la realización de réplicas, han arrojado resultados muy satisfactorios, por lo que la posibilidad de poder replicar los ejemplares para una exhibición futura, es muy probable. A pesar de que este ambicioso proyecto signifique un gran reto, el personal del MAU se encuentra trabajando en la búsqueda de nuevos materiales y la utilización de diferentes técnicas que resulten alternativas viables para poder desarrollarlo.