El neurocráneo del holotipo de Narambuenatitan palomoi Filippi, García y Garrido fue tomografiado permitiendo la reconstrucción virtual tridimensional del endocráneo y oído interno. Como en otros saurópodos, el endocráneo es bulboso anteroposteriormente corto, con una pituitaria bien desarrollada y proyectada posteroventralmente. Como en otros titanosaurios, los tractos y bulbos olfatorios son cortos y proyectados horizontalmente, el flocculus no está visible, el nervio craneano VI no penetra la fosa pituitaria y hay un solo canal para la salida del nervio craneano XII. Narambuenatitan se caracteriza por la presencia de una expansión dorsal bien desarrollada dorsalmente al mesencéfalo; una vena orbitocerebral diferenciada, y un canal mediano que comunica el piso de la cavidad endocraneana con la fosa pituitaria (arteria basilar?). Esta última está también presente en Bonatitan Martinelli y Forasiepi, y en el saurópodo basal Spinophorosaurus Remes et al. En el oído interno, el canal semicircular anterior es aproximadamente circular y levemente más grande que el canal semicircular posterior, que es sub-circular. El ángulo formado entre los canales anterior y posterior es de 90°. El canal semicircular lateral no es significativamente menor que el canal semicircular posterior. La lagena es simple, cónica y corta. En términos generales, la morfología endocraneana de Narambuenatitan se asemeja a la descrita para algunos titatnosaurios europeos. La nueva información sobre la morfología endocraneana y del oído interno en Narambuenatitan será de utilidad para aumentar el conocimiento de la paleoneurología del grupo, pero también para cotejar hipótesis en aspectos taxónómicos, filogenéticos y paleobiológicos.
 
XXIX Jornadas Argentinas de Paleontología de Vertebrados, Diamante, Entre Ríos 2015.